El Valle de Samuño

El rincón donde naturaleza e historia conviven.

El Valle de Samuño forma parte del Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras de Asturias. Un increíble entorno de verdes valles y abruptas montañas, donde podrás descubrir la huella del pasado minero asturiano y recorrer sus magníficas rutas y sendas. Un paisaje industrial en plena naturaleza, donde perviven las labores mineras que durante más de ciento cincuenta años marcaron con coraje y tesón el carácter de la población de la Cuenca del Nalón. El río Samuño, que da nombre al valle, a lo largo de su corto recorrido de escasos 8 kilómetros desde su nacimiento hasta su desembocadura en el río Nalón, modeló un profundo y estrecho valle que fue colonizado por una vegetación exuberante.

El bosque caducifolio está formado fundamentalmente por robles, hayas, castaños y abedules, siendo el haya y el castaño los protagonistas absolutos del paisaje vegetal. Podemos así mismo encontrar acebos acompañados de ciertos ejemplares de avellanos en su sotobosque. Diseminadas por las laderas encontramos las praderías características de una actividad campesina que tuvo cierto esplendor en tiempos pasados.

Enclavado en una de las laderas del Valle de Samuño, a escasos 5 kilómetros de la localidad langreana de Ciaño, se encuentra el núcleo rural de Pampiedra. Rodeado  de bosques de castaños, hayas y extensas pomaradas, con magníficas vistas a los montes que rodean el valle encontramos el Hotel Restaurante Rural Peña l’agua.

Las arboladas laderas proporcionan abrigo a un amplio abanico de especies autóctonas, lo que sumado a que las montañas constituyen un corredor natural del Parque Natural de Redes, Reserva de la Biosfera, sirven de habitat para corzos, jabalís y aves rapaces que encuentran refugio en sus masas forestales.

El Valle de Samuño

El rincón donde naturaleza e historia conviven.

El Valle de Samuño forma parte del Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras de Asturias. Un increíble entorno de verdes valles y abruptas montañas, donde podrás descubrir la huella del pasado minero asturiano y recorrer sus magníficas rutas y sendas. Un paisaje industrial en plena naturaleza, donde perviven las labores mineras que durante más de ciento cincuenta años marcaron con coraje y tesón el carácter de la población de la Cuenca del Nalón. El río Samuño, que da nombre al valle, a lo largo de su corto recorrido de escasos 8 kilómetros desde su nacimiento hasta su desembocadura en el río Nalón, modeló un profundo y estrecho valle que fue colonizado por una vegetación exuberante.

El bosque caducifolio está formado fundamentalmente por robles, hayas, castaños y abedules, siendo el haya y el castaño  los protagonistas absolutos del paisaje vegetal. Podemos así mismo encontrar acebos acompañados de ciertos ejemplares de avellanos en su sotobosque. Diseminadas por las laderas encontramos las praderías características de una actividad campesina que tuvo cierto esplendor en tiempos pasados.

Enclavado en una de las laderas del Valle de Samuño, a escasos 5 kilómetros de la localidad langreana de Ciaño, se encuentra el núcleo rural de Pampiedra. Rodeado  de bosques de castaños, hayas y extensas pomaradas, con magníficas vistas a los montes que rodean el valle encontramos el Hotel Restaurante Rural Peña l’agua.

Las arboladas laderas proporcionan abrigo a un amplio abanico de especies autóctonas, lo que sumado a que las montañas constituyen un corredor natural del Parque Natural de Redes, Reserva de la Biosfera, sirven de habitat para corzos, jabalís y aves rapaces que encuentran refugio en sus masas forestales.

Ecomuseo Minero del Valle de Samuño

Un valle, una mina, un pueblo. Nuestro pasado.

Ecomuseo_Minero_Valle_Samuno

Tras recuperar en 2013 el patrimonio industrial del entorno del pueblo minero de La Nueva en Langreo se inauguró el Ecomuseo Minero Valle de Samuño. Un recorrido que nace en la Estación de El Cadavíu para recorrer en un auténtico tren minero el antiguo camino del carbón. Los vagones, diseñados exclusivamente para el Ecomuseo, mantienen el aspecto de los que se utilizaban para transportar a los mineros.

El trayecto asciende entre castaños sobre la ribera del río Samuño hasta adentrarse en la oscuridad de las entrañas de la tierra durante más de un kilómetro por el Socavón Emilia, una antigua mina de montaña del siglo XIX, para desembarcar a 32 metros de profundidad en primera planta del Pozo San Luis. Tras subir por la jaula de la mina descubriremos el Pozo San Luis, inspirador del proyecto ecomuseístico.

El Pozo San Luis fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico en 2013 , como uno de los más bellos y singulares ejemplos del patrimonio industrial de las cuencas mineras de Asturias. Este emblemático pozo fue profundizado entre 1928 y 1930 por Carbones de La Nueva, perteneciente a la Real Compañía Asturiana de Minas, y estuvo en funcionamiento hasta 1969.

Alrededor del pozo se encuentra La Nueva, un auténtico pueblo minero que se consolidó en la segunda mitad del siglo XIX en el lugar donde, según cuentan, había aparecido una nueva capa de carbón. A partir de 1901, con la actividad de la empresa Carbones de La Nueva, La Nueva se convierte en el principal núcleo semi-urbano del valle. En 1939 se instaló la Iglesia, dedicada a San Luis, en honor del patrón de la localidad y el nombre del pozo. Entre las edificaciones del pueblo la empresa levantó parte de sus instalaciones, algunas desaparecidas, como la estación eléctrica, y otras adaptadas a nuevos usos, como la cuadra de mulas, la caseta de la locomotora o el economato.

Ecomuseo Minero Valle de Samuño

Un valle, una mina, un pueblo. Nuestro pasado.

Ecomuseo_Minero_Valle_Samuno

Tras recuperar en 2013 el patrimonio industrial del entorno del pueblo minero de La Nueva en Langreo se inauguró el Ecomuseo Minero Valle de Samuño. Un recorrido que nace en la Estación de El Cadavíu para recorrer en un auténtico tren minero el antiguo camino del carbón. Los vagones, diseñados exclusivamente para el Ecomuseo, mantienen el aspecto de los que se utilizaban para transportar a los mineros.

El trayecto asciende entre castaños sobre la ribera del río Samuño hasta adentrarse en la oscuridad de las entrañas de la tierra durante más de un kilómetro por el Socavón Emilia, una antigua mina de montaña del siglo XIX, para desembarcar a 32 metros de profundidad en primera planta del Pozo San Luis. Tras subir por la jaula de la mina descubriremos el Pozo San Luis, inspirador del proyecto ecomuseístico.

El Pozo San Luis fue declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto Histórico en 2013 , como uno de los más bellos y singulares ejemplos del patrimonio industrial de las cuencas mineras de Asturias. Este emblemático pozo fue profundizado entre 1928 y 1930 por Carbones de La Nueva, perteneciente a la Real Compañía Asturiana de Minas, y estuvo en funcionamiento hasta 1969.

Alrededor del pozo se encuentra La Nueva, un auténtico pueblo minero que se consolidó en la segunda mitad del siglo XIX en el lugar donde, según cuentan, había aparecido una nueva capa de carbón. A partir de 1901, con la actividad de la empresa Carbones de La Nueva, La Nueva se convierte en el principal núcleo semi-urbano del valle. En 1939 se instaló la Iglesia, dedicada a San Luis, en honor del patrón de la localidad y el nombre del pozo. Entre las edificaciones del pueblo la empresa levantó parte de sus instalaciones, algunas desaparecidas, como la estación eléctrica, y otras adaptadas a nuevos usos, como la cuadra de mulas, la caseta de la locomotora o el economato.

Ruta los Molinos en Pampiedra Langreo

Pampiedra

Disfruta de la naturaleza. Descubre nuestro entorno.

Disfruta de la naturaleza.
Descubre nuestro entorno.

El pueblo de Pampiedra se encuentra en un desvío de la carretera LA-7 que sale de Ciaño en dirección a La Nueva, en el Concejo de Langreo. En el año 2008 sufre una profunda restauración de sus casas, caminos y entorno, con motivo del galardón que el Ayuntamiento de Langreo le otorga con la distinción de «Pueblu afayaízu 2008». Con unas vistas espléndidas al Valle de Samuño, el pueblo cuenta con numerosas sendas y rutas en sus alrededores, que sumado a la cercanía con el Parque Natural de Redes, Reserva de la Biosfera, hacen de este rincón de Asturias, un lugar perfecto para disfrutar de un fin de semana del entorno rural, de la vida, tradiciones, historia y costumbres del Valle del Nalón.

parque natural de redesDeclarado Parque Natural en 1996, y reconocido por la UNESCO como Reserva de la Biosfera en 2001, el Parque Natural de Redes ocupa la zona centro oriental del Principado de Asturias. Su riqueza ambiental se manifiesta en una multitud de paisajes y contrastes. Pueden observarse incluso formaciones de origen glaciar, como morrenas o circos, formas kársticas en cuevas, y amplios campos de pasto y montes.

Destacan cumbres como el Retriñón, la Peña’l Vientu, Cantu l’Osu, el Tiatordos y la Rapainal, la máxima altitud del parque con 2.002 m. La acción de los ríos ha dado lugar a la aparición de valles abiertos que forman grandes vegas en sus fondos o a los impresionantes desfiladeros de roca caliza, como el del río Alba o el de los Arrudos, principales destinos de las familias amantes del senderismo. Uno de los lugares más impresionantes del parque se halla en su zona alta: de fácil acceso desde el pueblo de Bezanes y aislada por los contrafuertes montañosos, a 1.215 m. se encuentra la vega de Brañagallones.

En el Parque de Redes se encuentran todas las especies características del norte peninsular, el oso pardo, el urogallo y el lobo; y se localizan también las mayores poblaciones de rebecos y ciervos de Asturias. El hayedo es la formación vegetal dominante en los montes de Redes, aunque estos albergan importantes manchas de roble albar.

Fuente: turismoasturias.es

En las inmediaciones de la localidad de Ciaño, desde donde se accede, se encuentra este interesantísimo entorno minero caracterizado por la presencia de los pozos Samuño y San Luis (este último de gran valor arqueológico) y por el poblado minero de La Nueva, fidedigno ejemplo de asentamiento urbano centrado en la actividad minera. Todo transcurre por antiguas rutas de antiguos trenes mineros y paralelo al actual ferrocarril minero perteneciente al ecomuseo.

Salimos de Ciaño, desde la Casa de la Buelga en dirección ascendente hacia Omedines, bien por la carretera, bien desde el barrio de La Nozaleda. Ahí tomamos la senda verde del antiguo ferrocarril de Carbones la Nueva, que nos llevará por el margen derecho de la carretera LA-7. La senda nos llevará hasta el Cadavíu, donde se encuentra la estación de salida del tren minero del Ecomuseo del Valle de Samuño. Llegados a ese punto, hemos de atravesar la LA-7 y recorrer unos metros hasta tomar la senda verde del valle del Samuño, que nos conducirá hasta La Nueva. Podemos pararnos para visitar la bocamina La Trechora, para divisar al cabo de un rato las viejas instalaciones del pozo Samuño. Según nos vayamos acercando tendremos que subir por el plano Tilano para comenzar a adentrarnos al poblado minero de la Nueva y llegar finalmente hasta el Pozo San Luis.

Fuente: turismolangreo.com

senda-valle-samuno-langreo

Senda-los-molinos-la-nueva-langreoEsta senda parte del Ecomuseo Minero del Valle de Samuño y recorre parte del Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras. Salimos de la Nueva, donde se puede visitar el Pozo San Luis, declarado Bien de Interés Cultural, y su variada tipología de viviendas y cuarteles obreros, algunos de finales del s.XIX. El camino resulta muy cómodo en sus primeros kilómetros, en los que se circula a orillas del Río Samuño, atravesando un frondoso bosque de ribera que atesora elementos peculiares, como las antiguas piscinas de La Nueva o el molino hidráulico rehabilitado que da nombre a la ruta. Abundan elementos patrimoniales antiquísimos, procedentes de las antiguas minas de montaña, como bocaminas, tajeas, trincheras de ferrocarril o planos inclinados, como el de Miguelinas.

 Se parte del pueblo de La Nueva, en la zona conocida como Los Cuarteles, desde donde podemos apreciar el castillete del Pozo San Luis y el resto de sus instalaciones, actualmente parte del Ecomuseo Minero. Los primeros metros son ascendentes en zig-zag y luego descienden hasta una «plaza» denominada antiguamente El Asentadero. De aquí parten dos senderos, el de la izquierda nos conduce a un tranquilo rincón junto al río Samuño donde se situaba una piscina natural. El camino de la derecha continúa hacia arriba; a pocos metros encontramos un molino perfectamente rehabilitado. Seguimos de frente siempre a orillas del Samuño y después de atravesar varios puentes el camino va ganando altura. Una vez arriba se observan estupendas vistas de todo el valle y del municipio. Bajamos hasta llegar a la pequeña aldea del Pumarón de Abajo, donde termina nuestro recorrido.

Fuente: turismolangreo.com

ruta-el-tendejon-la-colladiella-langreoLa ruta entre el Tendeyón y la Colladiella, es una ruta bastante inclinada y con fuertes pendientes. También está indicada para la circulación en bicicleta. Toda ella transcurre por el Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras. Desde Ciaño tomamos la LA-7, y a unos 3 Km. de La Nueva, a la altura de El Pumarón, un indicador nos señala una desviación a la derecha. A 100 metros se encuentra el panel descriptivo, donde iniciamos la ascensión a la Campa Urbiés que separa los municipios de Langreo y Mieres. Una vez arriba tomaremos el camino de la izquierda y a unos 600 metros hay un punto de observación con una meseta explicativa. Más adelante cruzaremos la carretera que une La Nueva con Urbiés y el camino comienza a elevarse por la ladera del Picu Les Cruces. Se alcanza la siguiente cima, El Cantu Muñón y a partir de aquí la senda se vuelve muy cómoda ya en descenso hasta la carretera que une Sotrondio con Urbiés y Mieres. Esta senda se encuentra dentro del Paisaje Protegio de las Cuencas y es una continuación de la «Senda de los Molinos«. También está catalogada como senda cicloturista.

Se parte desde El Tendeyón, y se comienza bajando hacia Pumarón, desde donde comienza una pronunciada subida hasta la Campa Urbiés. Una vez allí, debemos girar a la izquierda y continuar el sendero hasta que llegamos a la carretera LA-7, entre La Mozqueta y el Picu Les Cruces. Cruzamos la carretera y ascendemos por el sendero perfectamente marcado disfrutando de las impresionantes vistas del valle de Samuño. Una vez arriba, comenzamos a bajar, girando a la derecha por el sendero que termina en el Alto de La Colladiella, donde podemos visitar el monumento al minero.

Fuente: turismolangreo.com

senda-circular-ciano-langreoSalir de Ciaño, con dirección a El Entrego, hasta llegar a la altura del pozo María Luisa, y girar a la derecha (sur) en dirección al pueblo de El Centenal. Ascender y cruzar dicho pueblo. Rebasamos varios grupos de casas para llegar a La Xuga. Ascendemos para llegar al pueblo de El Navaliego. Salimos del pueblo en dirección nordeste, y tras cruzar la primera casa del pueblo de Cabaños, nos desviamos a nuestra izquierda (sur). Seguimos hasta ganar la loma cimera (cresta) y tomamos el camino de nuestra derecha con dirección sur, hasta llegar a Perallonga; lo cruzamos y subimos con dirección a las antiguas escuelas. Una vez pasadas unas casas (La Texera) nos dirigimos a la Texuca y Ciaño. Seguimos la pista en dirección sur (a la izquierda) para llegar a una campera con cabaña denominada Mayau Miguel. Al llegar al collado (campera), nos dirigimos a nuestra derecha (oeste), descendiendo y a nuestros pies veremos la carretera que desde La Nueva asciende a La Colladiella. Tomando una dirección norte, seguiremos este camino hasta llegar a la Texuca. La cruzamos siguiendo el camino que se dirige a la fuente, y continuamos hasta un bosque de castaños.

Atravesamos el bosque, para volver a encontrar el camino. Lo seguimos y entramos en otro más grande a la izquierda. Continuamos hasta llegar al pueblo de El Corralón. Seguiremos la pista que desde El Corralón desciende al núcleo de la Nueva. Cruzamos el pueblo de La Nueva en dirección a Ciaño, pasando junto a las instalaciones del pozo San Luis. Al finalizarlas, nos desviamos a la derecha, para llegar a la antigua caja del ferrocarril (San Luis – Ciaño). Continuar por la plataforma de dicho ferrocarril en dirección sur. Nos situaremos frente al Pozo Samuño, donde existen unas instalaciones mineras y un plano inclinado por el que hay que descender y salir de él pasando por debajo de un puente para aparecer en el aparcamiento del Pozo Samuño. Seguir en dirección norte, por la plataforma del antiguo ferrocarril, cruzar su túnel artificial y llegar al Cadavíu. Cruzar la carretera del Cadavíu y subir por unas escaleras para volver a tomar la caja del antiguo ferrocarril. Continuar por ella hasta cruzar la carretera que desde Ciaño asciende a Cadavíu. Bajar por ella a Ciaño.

Fuente: turismolangreo.com